buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:11 min. rellotge



Erich Von Stroheim

Personaje poliédrico e inabarcable, leyenda forjada en las medias tintas de la verdad y la mentira, Erich von Stroheim, director austriaco decisivo del cine mudo y valioso actor de carácter.

Acumuló no una, sino varias personalidades –el director de cine, el actor y el personaje- que suscitaron tanta admiración y atracción como desconcierto y rechazo.

- Von Stroheim, director de cine: América fue su tierra de promisión. Partió de su Austria natal en 1909 para buscarse la vida como fuera y donde fuera. Era inteligente y astuto, y no tardó en colarse en la reluciente y bien engrasada maquinaria de la industria del cine en Hollywood de la mano de David Wark Griffith. En “El nacimiento de una nación” (1915) vemos a Stroheim como actor de reparto interpretando a un esclavo negro, poco después, lo volvemos a localizar en “Intolerancia” (1916), del mismo Griffith. Fueron los primeros apuntes en el medio que le haría famoso e infame a partes iguales.

En 1919 empieza su trayectoria en la dirección de largos con la exitosa “Blind husband” para la Universal. Él la dirigió, la escribió e incluso diseñó todos los sets. En este sentido, von Stroheim era de una raza de creadores muy especial, como escribe Richard Koszarski: “A diferencia de von Sternberg, Mizoguchi, Hitchcock o John Ford, no era en sentido estricto un director profesional. A él no se le podía entregar un guión para que lo dirigiese. Era indudablemente capaz de crear películas magistrales, películas de elegante estructura y asombrosa profundidad, pero era incapaz de hacerlo por encargo”. Von Stroheim triunfó por su personal y rabiosa visión de la realidad, y esa misma fuerza creadora, absolutamente personal, fue también la que le hundió, cuando Hollywood ya no pudo estar a la altura de su indomable genio. Hasta el final, von Stroheim tan sólo rindió cuentas consigo mismo, sin compromisos, sin ceder un gramo de su arte.

“Avaricia” (1924) es su obra maestra. Incomprensible cómo le financiaron este mastodonte feo y brutal sobre la condición humana. ¿Avaricia? En este film se expone lo peor del ser humano, la mierda y la mierda, las bajezas, el fetichismo malsano, el abuso sexual y, al fin, el egoísmo enfermo que todos padecemos; todo ello con una atención particular al detalle bruto y revelador que constituye el sino de su cine. “Avaricia” todavía nos punza con descaro hoy en día, es en mi opinión, la obra más moderna del periodo mudo. El director montó una versión final del film que duraba ¡nueve horas! La MGM, lógicamente, cortó en rodajas el negativo y redujo el material a 140 minutos. Von Stroheim juró venganza contra el estudio, y en su siguiente película “La viuda alegre” (1925), dilapidó fortunas rodando escenas grotescas y políticamente incorrectas que, él lo sabía, no pasarían el control censor antes de su exhibición.

En 1928, mientras rueda “La reina Kelly”, la carrera del austriaco se asemeja a un barco a la deriva, sumido en su propio afán creativo, los derroches presupuestarios de sus producciones y la incomprensión de los estudios. Desgraciadamente, “La reina Nelly” film nunca se terminará, y von Stoheim retornará una sola vez más a la dirección, ya en el sonoro, con “Walking down Broadway” (1932). Harto de las mutilaciones a las que sometían sus obras, resignado a no poder rodar exactamente lo que sentía, dejará la dirección y se concentrará en su trabajo como actor.

- Von Stroheim, actor: Además de un director de radical personalidad, Erich von Stroheim se labró también una curiosa carrera como actor. Su rostro regio, imperturbable y sus ademanes de general prusiano del siglo XIX fascinaban al público, desde la caracterización del honorable Von Rauffestein en “La gran ilusión” de Jean Renoir (1937) a su papel en cierta forma autobiográfico en “El crepúsculo de los dioses” (1950, Billy Wilder).

Es sabido que durante la Primera Guerra Mundial, von Stroheim aprovechó el sentimiento anti alemán del pueblo americano para atiborrarse de interpretar a todo tipo de nobles y oficiales de origen teutón, hecho que le llevó a ser conocido públicamente como “el hombre que a usted le gustaría odiar”.

- Von Stroheim, personaje: Leyendo anécdotas de su vida, bien parecería que este emigrante que llegó a Manhattan a bordo del buque Príncipe Friedrich Wilhelm sin un duro en el bolsillo, quería reírse del mundo y, de paso, aprovecharse de él. Su vida fue una gran mentira sobre fondo de verdad, o una gran verdad sobre fondo de mentira. Inventó una legendaria existencia pretérita en Europa, embellecida con falsos orígenes de sangre azul e imposibles gestas militares, y espoleada por la publicidad cómplice que fabricaron alrededor de su vida los estudios para los que estuvo contratado.

Hizo creer a todo Hollywood que llegó a Nueva York con un único equipaje, el anillo de diamantes que había recibido del mismísimo Emperador austriaco; su verdadera identidad era Erich Oswald Stroheim, a la que añadió el “von” porque sonaba a aquella regia nobleza prusiana a la que él quería imitar. El personaje que se edificó producía respeto y admiración en el público, atraído por la misteriosa vida de aquel europeo de alto rango emigrado a Estados Unidos. No fueron, en cambio, fabulaciones sus aficiones por la fiesta gorda, la orgía y los excesos a los que tampoco renunciaron otras estrellas del cine mudo. Organizó maratones sexuales en medio de los rodajes, dilapidó miles de dólares de los estudios en dionisíacas parades a mayor gloria de su disfrute, e incluso dejó que sus aficiones por las bacanales y el erotismo se filtraran en sus películas, en forma de un gusto por el detalle morboso y fetichista, o por las escenas decididamente decadentes y amorales (”La viuda alegre” es el mejor ejemplo de ello).

Cineasta obsesivamente perfeccionista, actor de carácter devora-personajes y leyenda negra del Hollywood feliz de los veinte. Erich von Stroheim es una figura cuya verdadera dimensión, aunque parezca mentira, está todavía por ponderar.








...por Marc Monje ...por Marc Monje


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




2 comentarios en Erich Von Stroheim

  1. Erich von Stroheim supo crear un lenguaje con sus películas en que el texto sobraba, su utilización de los planos cortos, los silencios, gestos, miradas, supo plasmarlo con gran detalla y perfección.

  2. Muchas de las películas de Erich von Stroheim fueron recortadas y lógicamente con el tiempo dejó la dirección. Por ejemplo “La reina Kelly” constaba de una duración de aproximadamente cinco horas, pero se quedó en unos 95 minutos.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::