buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:44 min. rellotge



Harvey Keitel

De la misma forma que existen películas y directores de culto, también hay actores dentro de esta clasificación.

Sin duda Harvey Keitel es uno de ellos, gracias a su preferencia por las películas independientes o de autor y por los papeles comprometidos, difíciles de asumir por una estrella convencional.

Harvey Keitel es uno de los mejores actores de una de las mejores generaciones de intérpretes de la historia del cine. Saltó a la palestra en la misma época que Robert de Niro, Al Pacino o Dustin Hoffman. Su independencia y su “manía” de escoger los proyectos por motivos artísticos en vez de económicos han hecho que tenga una cartera menos abultada que sus compañeros, pero a cambio ha conseguido una legión de incondicionales. ¿Quién si no él podría haber encarnado al “Teniente Corrupto” de la película de Abel Ferrara, al proxeneta de “Taxi Driver” o al mismísimo Judas?.

Harvey Keitel nació en Brooklyn, el popular barrio neoyorquino, un 13 de mayo de 1939. Pasó su infancia en el pequeño restaurante que sus padres regentaban. Antes de que él naciera, sus padres habían llegado a los Estados Unidos procedentes de Polonia, el padre, y de Rumanía, la madre. Como tantos otros inmigrantes europeos tuvieron que luchar duro para lograr “el sueño americano” aunque finalmente salieron adelante. Cuando Harvey Keitel estaba en la adolescencia no era especialmente estudioso, ni le gustaba ir al colegio, por lo que muchas veces se ausentaba deliberadamente (hacía “pellas”, “campana” o como se dijera en Broklin). Los profesores se cansaron de él y de sus gamberradas y le expulsaron del colegio. Ni corto ni perezoso, y con la intención de demostrar lo que valía, Keitel se alistó en los Marines. Sólo tenía 17 años, pero esto no le impidió ir a luchar al Líbano, donde fue ascendido a cabo, gracias a su participación en las famosas operaciones desarrolladas por el ejército estadounidense en Beirut. Al joven Harvey Keitel le impactó muchísimo participar en el campo de batalla y calificó su experiencia como “espiritual”. Por este motivo Keitel nunca se ha desentendido de los Marines y sigue considerándose uno más de este cuerpo de élite.

Regresó a Nueva York con veinte años, como veterano de guerra, pero sin ninguna otra experiencia laboral o título académico. Trabajó de lo que pudo; como vendedor de zapatos de mujer o taquígrafo en los juzgados de Manhattan. Allí un compañero le convenció para que diera clases de interpretación y se convirtiera en actor. Dicho y hecho. Se apuntó al Actors Studio, la más prestigiosa academia de actores. Pronto consiguió participar en algunos montajes teatrales del off-broadway. También realizó pequeños papeles en algunas películas como “Reflejos en un ojo dorado” de John Huston. Aunque su auténtico debut vino de la mano de un joven Martin Scorsese. Keitel se presentó al casting de la película “Who’s that knocking at my door”, porque había visto el anuncio en el periódico. La película pasó algo desapercibida, pero al menos ya había protagonizado un largometraje. El éxito llegó con su segunda colaboración con Scorsese: “Malas Calles”, la primera gran película de las dirigidas por el ítaloamericano de cejas frondosas. En ella Keitel, que era el protagonista, encarnaba a Charlie, el sobrino de un capo de Little Italy, que comenzaba a tener “responsabilidades familiares” mientras intentaba mantener las relaciones con sus amigos, con su novia y con Jesucristo. Este papel le dio fama internacional, convirtiéndolo en actor de moda. Poco después haría otras películas con Scorsese: “Alicia ya no vive aquí” (1974) y Taxi Driver (1976). En esta película, la segunda obra maestra de Scorsese, Keitel hacía un papel secundario y desagradecido, el del chulo que prostituía a una jovencísima Jodie Foster. Con este papel Keitel demostró que no quería ser un sex-simbol ni un actor encasillado.

En 1978 Keitel se encontraba en ese punto en el que los actores tienen un gran prestigio, pero aún no son considerados estrellas. Para conseguir tal status necesitaba protagonizar una gran producción, una de esas que piden los Oscars a gritos. Tuvo su gran oportunidad cuando Francis Ford Coppola le llamó para protagonizar su particular revisión del libro “el corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad. Oportunidad perdida. No se sabe bien por qué, cuando Keitel ya llevaba unos cuantos días enfundado en el uniforme de Willard disfrutando de olor a victoria que proporciona el NAPALM, fue sustituido por Charlie Sheen. Se dice que la causa de esta fulminante destitución es que Coppola no estaba contento con su actuación y que, ya desde un principio, había pensado en alguien como Steve Mcqueen para el papel, con lo que el perfil de Charlie Sheen era más apropiado. Keitel perdió la oportunidad de protagonizar una gran producción que hubiera aumentado su caché pero, quien sabe si al final aún tuvo suerte no participando en la película, ya que el rodaje fue un auténtico infierno en el que Sheen llegó a recibir la extremaunción y Francis Ford Coppola casi pierde la cabeza, además de su fortuna.

En los últimos años de los setenta, Keitel protagonizó las películas de dos primerizos que pegaron fuerte desde el principio: Ridley Scott (los Duelistas) y Paul Schrader (Blue Collar). Los ochenta fueron unos años difíciles para el actor neoyorquino, si bien participó en infinidad de películas (algunas tan curiosas como la española “El caballero del Dragón” con un improbable Miguel Bosé como alienígena afincado en el medievo) ninguna tuvo la relevancia de sus anteriores films, exceptuando su encarnación de Judas en la polémica “La última Tentación de Cristo” de Scorsese.

En los 90 Keitel volvió al candelero en calidad de secundario de lujo en producciones Hollywoodienses como “Thelma y Louise” y protagonista en películas independientes. Así le hemos visto en “El piano” de Jane Campion, en “Ullises” de Theo Angelopoulos, en “Smoke” de Wyane Wang, o en “Reservoir Dogs” opera prima de Quentin Tarantino, en la que además de encarnar al veterano gangster Mr. White, ejercía de productor de la cinta. Mención especial se merecen sus “performances” en Pulp Fiction de Tarantino y en “Teniente Corrupto” de Abel Ferrara. En la primera ejercía de Sr. Lobo, un elegante “solucionador de problemas” verborreico y en la segunda del policía más corrompido, depravado, desagradable y “yonqui” de Nueva York.

En la actualidad Keitel sigue en activo con sus trabajos arriesgados (la última muestra “El puente de San Luis Rey” o la española “El misterio Galíndez”). Afortunadamente ya no tiene que demostrar a nadie lo que vale ni aceptar trabajos alimenticios. Hoy, el sólo nombre de Keitel en un cartel ya es motivo suficiente para pagar una entrada de cine.








...por Alberto Galán ...por Alberto Galán


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




4 comentarios en Harvey Keitel

  1. Harvey es una gran actor pero tuvo la mala suerte de ser sustituido en el papel protagonista en “Apocalypse Now” por Martin Sheen y esto provocó que la oferta de papeles importantes escaseasen.

  2. Anteriormente Harvey Keitel había sido sobresaliente en “Taxi Driver” junto a Robert de Niro, pero si me lo imagino como protagonista en “Apocalypse Now” no lo veo.

  3. Harvey Keitel quizá para muchos es una actor que ha pasado desapercibido pero como se remarca en este reportaje Harvey Keitel se ha convertido en un actor de culto, ha intervenido en películas que todo el mundo recuerda: “Reservoir Dogs”, “El Piano”, “Thelma & Louise”, “Smoke” o “Bad Lieutenant”.

  4. Las películas de Harvey Keitel que menciona Juan son por demás entretenidas e interesantes, muy recomendables.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::