buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:20 min. rellotge



Jodie Foster

En los albores de la década de los noventa, Jodie Foster era una actriz cuyo próximo proyecto se esperaba con impaciencia, siempre ligada a guiones interesantes y huidiza obsesiva del encasillamiento.

Una actriz con personalidad que daba carácter a sus films. Sin embargo, parece que voluntariamente Jodie ha decidido apartarse progresivamente del magma del showbusiness, y raciona sus trabajos morosamente a la vez que es ya muy difícil cruzarse con ella en alguna revista del corazón.

Quizás se trate de un periodo de discreción profesional que tarde o temprano finalice, pero lo cierto es que uno de sus últimos papeles notable fue en el thriller de David Fincher “La habitación del pánico” (2002), donde le pagaron un buen fajo de dólares para que sustituyese a una lesionada Nicole Kidman. El film no era gran cosa, un ejercicio de suspense claustrofóbico donde Jodie y su hija eran acosadas en su propia casa por un ladrón bueno (Forest Whitaker) y otro bastante psicótico (el cantante country Dwight Yoakam), pero estuvo bien reencontrarse de nuevo con la protagonista de “Acusados” (1988).

Jodie Foster empezó a moverse por el mundo del espectáculo a la tempranísima edad de dos años con su verdadero nombre Alicia Christian Foster. Se puso tan pronto delante de las cámaras por la incansable tenacidad de su madre, que la presentaba a cuantos castings se convocaran en la ciudad de Los Ángeles. Empezó a destacar en la televisión apareciendo en diversos anuncios y consiguiendo un puesto en la serie “Mayberry Rfd”, hablamos del 1968, y en la que participaba también su hermano Buddy.

En 1972, después de trabajar en alguna otra serie televisiva (”My three sons”), debuta en el cine con el film Disney “Napoleón y Samantha”, junto a Michael Douglas.

Tenía 14 años cuando aparece en “Alicia ya no vive aquí”, de un Martin Scorsese que ya estaba dando que hablar, y tan sólo 16 cuando ejerce de prostituta ante la cámara del mismo director en “Taxi driver”. La adolescente lolita callejera, ojos de dibujo manga, sombrero de ala ancha e ínfimo top dejando el ombligo al descubierto es la primera imagen que a nivel internacional se tuvo de Jodie Foster. La inocencia y dureza de su personaje Iris le valió una nominación al Oscar a la mejor actriz secundaria.
El anecdotario negro de la época cuenta que un tal John Warnock Hinkley Jr. se obsesionó de tal forma con la pequeña Iris al visionar “Taxi driver” que, a principios de los ochenta, atentó contra la vida del presidente Ronald Reagan para impresionar a Jodie Foster, siguiendo quizás el plan de Travis Binkle, el personaje de Robert de Niro, para asesinar al candidato Palantine en el film.

Poco antes de que se embarcara en “Taxi driver”, George Lucas tiene en mente a la jovencísima actriz para que interprete a la princesa Leia en “La guerra de las galaxias”, pero desgraciadamente su contrato con Disney le impide entrar en la saga espacial, y Lucas, por su parte, decide que la princesa sea un poco mayor.

En 1977 Gary Nelson dirige a Jodie en “Viernes loco”, por la que la actriz consigue una nominación a los Globos de Oro.

Durante los años ochenta Foster creció en fama (llegó a presentar “Saturday night live”) y en todo un abanico de proyectos dispares, desde “El hotel New Hampshire” de Tony Richardson en 1984, hasta su segunda piedra de toque después de “Taxi driver”, el film de Jonathan Kaplan “Acusados”, por el que recibe el Oscar y el Globo de Oro a la mejor actriz.

En 1990 crea su propia productora, Egg pictures, en funcionamiento hasta el 2001. Al año siguiente alcanza su máxima cota de popularidad y respetabilidad con diversos films. Su primera película como directora, “El pequeño Tate”, de la que quizás nadie se acuerde especialmente pero que, hay que reconocerlo, guarda buenos momentos; “Sombras y niebla”, extraña obra de Woody Allen que nos retrotrae a la estética expresionista de la República de Weimar alemana; y al fin, la película por la que más se la recuerda, “El silencio de los corderos”. Si bien nunca fue la primera opción de Jonathan Demme para meterse en la compleja piel de la agente rookie del FBI Clarice Starling (se pensó de buen principio en otra actriz en alza, Michelle Pfeiffer), no hace falta darle muchas vueltas al tema, ya que no había nadie como Jodie Foster para enfrentarse en un tenso duelo de miradas, gestos en primer plano y líneas de diálogo en las que nada sobra, al psycho por excelencia de los noventa, Hannibal Lecter, creado por Anthony Hopkins. Particularmente recuerdo la impresión que daban los diálogos entre ambos personajes, las palabras al borde del abismo, la sensación de que con cualquier frase o palabra dicha fuera de lugar ante el superdotado Lecter, la joven Clarice se jugaba la vida. La condición de icono cinematográfico se la llevó Anthony Hopkins, pero Jodie estuvo a su altura, y posteriormente bien hizo en rechazar participar en las dos secuelas del film.

“El silencio de los corderos” vuelve a reportarle a la actriz Globo de Oro y Oscar (la primera actriz que recibe dos Oscar antes de cumplir la treintena).

En 1993 rueda “Sommersby”, de Jon Amiel, y en el rodaje conoce a Cydney Bernard con quien mantendrá una relación sentimental.

En 1994 dos films bien diferentes. “Maverick” (Richard Donner), comedieta a mayor gloria de un graciosillo Mel Gibson y Nell (de nuevo nominada al Oscar), compartiendo protagonismo con Liam Neeson.

A Jodie, como a todo ser humano, también se le va la olla, y eso fue lo que le ocurrió al aceptar el papel de Ellie Arroway en la plomiza y al final ridículamente moralizadora “Contact”, dirigida por un torpe y más megalómano que nunca Robert Zemeckis. No hay nada peor que un film malo con pretensiones, para eso que hubiera rodado otro Maverick.

Poco a poco, Jodie Foster se retira de la primera línea por propia voluntad, aunque ella sigue estando en la mente de todo buen aficionado al cine. “Ana y el rey” (Andy Tennant, 1999), la citada “La habitación del pánico”, “La peligrosa vida de los Altar Boys” (2002), “Largo domingo de noviazgo” (2004), “Plan de vuelo. Desaparecida” (2005) y “Plan Oculto” (2006) son sus últimos proyectos.








...por Marc Monje ...por Marc Monje


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




1 comentario en Jodie Foster

  1. Es una pena que esta actriz tan buena se haya alejado del cine. Sus películas, como señala la biografía, tenían siempre un trama excepcional y ni qué decir de su actuación. Disfruté mucho en “El silencio de los corderos” (la mejor saga). Hace algunos años la vi en “Plan de vuelo” (2005), ojalá se anime y siga su carrera en la pantalla grande.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::