buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:08 min. rellotge



John Holmes

De John Holmes, el actor porno más importante de la historia, se puede hablar en cifras (digámoslo ya: cerca de 3000 películas, unas 10000 mujeres y de 23 a 28 centímetros de pene, aunque la publicidad en los setenta vendiera la astronómica y famosa cifra de 35 centímetros).

O bien en clave de tragedia, la de un chaval de Pickaway County, Ohio, que pasó en pocos años de conducir máquinas elevadoras en un almacén a cobrar 3000 dólares al día como actor pornográfico, para poco después enterrarse en el hoyo de la droga, la prostitución y, finalmente, el SIDA.

La filmografía de John Holmes, de verdadera identidad John Curtis Estes, se inicia cuando el porno era ilegal y poco menos que un arte para sus hacedores. Debutó oficialmente en Body lust (1969), después de haber hecho sus primeras apariciones en diversas revistas pornográficas. Hasta entonces había vivido una existencia low class con su esposa, enfermera de profesión. La leyenda difiere en cuanto al modo en que Holmes descubrió que su futuro no estaba en un mugriento y frío almacén, sino bajo los focos, la carne y el sudor del cine porno. Se dice que en una ocasión, mientras meaba en el lavabo de un club nocturno, un hombre que hacía lo propio a su lado observó por casualidad el miembro de Holmes y le propuso enseguida dedicarse al género del sexo; otros señalan que todo vino por un buen consejo de una vecina, mientras que otras fuentes dicen que simplemente fue el propio John quien llegó a esta conclusión tras medirse el pene y cerciorarse de que su tamaño no era normal. Sea como fuera, a partir de su debut su carrera no hizo más que ascender durante al menos diez años.

En los setenta era conocido como “Cash” Holmes, porque tenía por costumbre cobrar en efectivo. Y no solo ganaba grandes cantidades de dinero con films que ahora son clásicos del porno (citemos: la serie del investigador privado Johnny Wadd, una especie de Sam Spade que resuelve sus casos a golpe de cópula, The senator´s daughter y Drácula sucks, ambas de 1979 o Pizza girls, we deliver, de 1978, entre otros cientos de obras) sino que compartía cartel con las grandes divas de la época: Linda Lovelace, Cicciolina, Seka, Vanessa del Rio, Amber Lynn o la bella Marilyn Chambers).

Desgraciadamente, al chaval de Ohio se le acumularon las facturas de heroína, coca y demás lujos, a la vez que, físicamente mermado por los excesos, se le hacía cada vez más difícil asumir las exigencias físicas de su profesión (en sus peores tiempos de drogadicto, conseguir una erección era para John una verdadera hazaña). En los ochenta, Holmes se ve obligado a robar (desde maletas en los aeropuertos hasta coches) y a prostituirse (tanto con hombres como con mujeres), mientras que cada película que rueda es una tortura para él y para todo el equipo. John aparece tarde en el set –cuando aparece- y en muchas ocasiones se encierra durante horas en el lavabo haciendo esperar a todos sus compañeros. Pronto le costará dios y ayuda conseguir papeles, de hecho, lo vemos en películas impropias de un mito como él, incluso en algún porno gay junto con el actor Joey Yale, que por aquel entonces tenía SIDA, aunque se guardaba muy bien de decirlo públicamente.

El punto más bajo sin embargo de la vida de John Holmes llegó con los sucesos de Wonderland, que le costaron la cárcel y el divorcio con su mujer. Al parecer, Holmes trabó amistad con Eddie Nash, personaje indeseable, traficante y dueño de varios night clubs, pero fue una relación que un desesperado Holmes no tardó en traicionar, dejando abierta una noche la puerta de la casa de Nash en Wonderland para que un gang de la ciudad la pudiera saquear al día siguiente. El botín del robo se acercó a los 300000 dólares, de los que el pobre John tan solo recibió 3000. Pronto Nash averiguó quién le había engañado, y amenazó a Holmes con matarlo si no le contaba quiénes habían robado el dinero. Holmes habló, y Nash se dirigió con sus matones a Laurel Canyon, donde John le había contado que se escondían los ladrones. El resultado de la visita fue de cuatro muertes, los cuatro que habían pactado con John el robo. Pronto se aireó el asunto a la policía, y Holmes fue detenido y acusado de estar implicado en el asesinato, por lo que ingresó directamente en chirona, aunque lo dejaron en libertad poco después por no haber pruebas determinantes en su contra.
John intentó limpiarse después de lo de Laurel Canyon, pero su vida ya estaba demasiado destrozada como para salir del túnel.

Se fue a vivir con una menor de 16 años, se continuó prostituyendo, no solo él sino también su compañera y continuó rodando films indignos.

En 1986 se le diagnostica el virus del SIDA, pero John mantiene la boca cerrada y seguirá participando en diversos pornos, aunque con ello pone en peligro la vida de sus compañeras de reparto.

En 1987 se casa en Las Vegas con la actriz porno y prostituta Laurie Rose (de nombre artístico Misty Rains) y poco después participa en su último film, The devil in Mr. Holmes, una suerte de remake bastardo del clásico porno The devil in Miss Jones; en esta ocasión, el diablo le otorga a John la capacidad de tirarse a todas las mujeres que quiera a cambio de que, al final de la película, el propio John se la chupe al diablo…

En 1988 la enfermedad lo incapacita totalmente, y muere finalmente el 13 de Marzo en Los Ángeles, al lado de su mujer.
Films como Boggie nights (1997, Paul Thomas Anderson) o Wonderland (2003, James Cox) han glosado con mayor o menor fidelidad la vida de este actor superdotado e irrepetible.








...por Marc Monje ...por Marc Monje


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en John Holmes

  1. Qué vida la de John Holmes, debe ser muy complicado una vez en la fama no caer en las drogas y demás cuestiones, sin embargo, hay cosas que uno nunca hace.

  2. ¡Qué vida la de John Holmes! Me gusta el sexo y por eso admiro sus films, ¡¡¡un abrazo!!!

  3. John Holmes es uno de los grandes nombres del cine y se merece este tipo de reconocimientos.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::