buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:57 min. rellotge



Superman

Es una de las adaptaciones más ejemplares llevadas a cabo a partir de un cómic. “Superman”, francamente, es el superhéroe por antonomasia.

Seamos sinceros, él juega en una Champions particular, detrás suyo pueden estar “Spiderman” o “Batman”, pero el número uno ya sabemos quién es. Eso también pensaba yo cuando era crío, y lo sigo pensando ahora. Son cosas que no se discuten. Fue una suerte para el mundo que esta primera adaptación cinematográfica del superhéroe creado en los años 30 se convirtiera en una película tan emocionante y entrañable. Muchos tendréis recuerdos de infancia ligados a la primera vez que la visteis, el mío: mi madre trayéndonos a casa la cinta pirata en BETA que le había dejado un conocido. Yo y mi hermano como locos, era una de las primeras películas en vídeo que veíamos en nuestra vida, y luego a gozar durante dos horas inolvidables en el comedor de casa.

“Superman” es una marca que ha abarcado casi 80 años de cultura y american way of life, porque este poderoso ser venido de Krypton es tan, o más americano, que el “Capitán Trueno” español, con la diferencia que nosotros hemos importado a “Superman”, y dudo que en Dakota del Norte conozcan al capitán y a Crispín. Con sus eternas mallas y su capa, llegó al mundo como cómic book, saltó a la televisión unos años más tarde como serial entre 1953 y 1957, bajo el nombre de “The adventures of “Superman”", con el actor George Reeves protagonizando a Clark Kent / “Superman” (conseguid algún capítulo, pasaréis un buen rato de sci-fi 50´s barata y entrañable), se filmaron cuatro películas oficiales con Christopher Reeve de protagonista y el mito volvió a la televisión ya en los 90 en forma de Lois&Clark: Las nuevas aventuras de “Superman” y “Smallville”.

Indudablemente, las expectativas ante el estreno de la versión cinematográfica del superhéroe por excelencia allá por 1978 eran altísimas. Se esperaba algo grande, sin ese tono cutre del serial de los 50, algo que no desmereciera la épica del cómic original y el ideal de “Superman” que todos tenían en la cabeza. Se concibió el film como una historia que abarcaría también una segunda parte a rodar dos años más tarde.

Alexander Salkind, el productor, propuso un nombre estelar en el casting que llamara la atención, una estrella lujosa y deslumbrante. Pero la sorpresa de todos fue mayúscula cuando se descubrió que esa estrella no era el protagonista, sino el padre de “Superman”, Jor-El, que interpretaría Marlon Brando. Para la leyenda quedarán los emolumentos que recibió el actor por los escasos 15 minutos en que aparece en la primera parte del film: ni 1, ni, 2, ni 3: 4 millones de dólares de la época por un cuarto de hora en pantalla y, seamos sinceros, una interpretación sosa y fácil que no le llega a la altura de las rodillas de la de otros tantos personajes de Brando, esos Vito Corleone o Kurtz que todos tenemos en mente.

Con el nombre mediático de Brando en los créditos, se arriesgó con un desconocido para encarnar a “Superman”. Y la elección se ha demostrado que fue un éxito, aunque causó polémica en 1978. Christopher Reeve dio sentido a su carrera con este papel en el que se desenvuelve a la perfección: una especie de Cary Grant torpe, gafado y de ingenuidad exasperante cuando ejerce de Clark Kent, periodista en el “Daily Planet”, y superhéroe repeinado, sobrio y seguro cuando se viste de malla azul, rojo, amarillo. Siguiendo la línea de nombres poco glamourosos en los papeles importantes, Margot Kidder ejerce de una Lois Lane perfecta: no la interpreta una estrella, no tiene glamour, no es especialmente guapa: ideal para Clark Kent.

A nivel interpretativo, sin embargo, brilla el Lex Luthor de Gene Hackman, aunque en sus escenas hay un exceso de comedia, olvidando que él es el sanguinario enemigo de “Superman” y eso debería dar menos risa. Pero para antagonistas crueles e invencibles ya tendríamos a los que ponen en jaque a “Superman” en la espléndida segunda parte de 1980. 

De la dirección de la película se encargó Richard Donner que trabajó sobre un guión en el que había intervenido nada menos que el creador de “El Padrino”, Mario Puzo. Se consiguió una épica fantástica, una película en la que todo podía pasar, como en los cómics de la Marvel, si “Superman” ha de dar varias vueltas al planeta para poder retroceder en el tiempo y salvar a Lois, pues lo hacemos, sin problemas. El prólogo en el planeta Krypton es vibrante y los primeros pasos en la Tierra de “Superman” son emocionantes, cine épico americano al 100%. El héroe criado en la pobreza por unos granjeros mayores que le dan todo su amor a pesar de las dificultades. Y el héroe que viaja a la gran ciudad a intentar triunfar y ser un buen americano.

En el aspecto musical poco hay que decir, la grandeza aquí es evidente. Tan sólo conectad el play en vuestro cerebro y la melodía de John Williams para “Superman” os sonará en la cabeza de forma más clara y nítida que cualquier sinfonía de Beethoven. Es increíble lo que ha penetrado en nuestro inconsciente la obra de este compositor. Pasarán los siglos y nunca se le hará suficiente justicia. Los main themes de “Tiburón”, “Star Wars”, “Indiana Jones” o “E.T” son tan importantes para la cultura universal como lo ha sido la Coca-Cola, y por supuesto, “Superman” sólo corrobora esta idea.

Todos los posibles defectos de esta primera parte del film serían corregidos en “Superman II”, secuela que en un principio iba a dirigir también Richard Donner, pero las diferencias creativas que surgieron al principio del proyecto hicieron que Donner se marchara y entrara en nómina Richard Lester. Con “Superman II” se consolidó el formato fiel al espíritu del cómic de la primera parte, añadiendo más tensión por cuanto los villanos eran verdaderamente peligrosos. Nada de lo que digo se consiguió con “Superman III” (1983), de nuevo con Richard Lester a la dirección y con Richard Pryor multiplicando exponencialmente el tono de comedia y burla del mito, aunque no estaba mal la idea de un “Superman” maligno enfrentándose al “Superman” bondadoso de siempre. Por último llegó “Superman IV”, dirigida en 1987 por Sydney J. Furie, con Christopher Reeve tratando de parar la proliferación de armas nucleares en el planeta y la aparición de la bella Mariel Hemingway. Pero para entonces, ya nada era igual, y el mundo no miraba con la expectación de antaño cada nuevo estreno del superhéroe más famoso de todos los tiempos.

Lo que por lo menos no cambiaba, sobre todo entre la primera y segunda parte, eran los justitos efectos especiales. En especial, hay que reconocer que el vuelo de “Superman” jamás estuvo a la altura de nuestra imaginación. Fueron films que contaron con un amplio presupuesto y es extraño que siendo contemporáneos a la revolucionaria saga “Star Wars”, no se consiguiera un mayor verismo, que no espectacularidad, porque de eso había de sobras: el accidente del helicóptero en la azotea del “Daily Planet” es, sin ir más lejos, todo un ejemplo de cine de acción y suspense. Cómo queda el aparato suspendido en la cornisa del rascacielos, cómo Lois lane queda colgando mientras la gente desde la calle mira horrorizada, adivinando la catástrofe que va a acontecer. Pero pocos saben que el hombre patoso que sale por la puerta de la redacción es Clark Kent, que recoge el bolso de Lois, que ha caído desde las alturas. Kent mira arriba y ve que su compañera y amor secreto está a punto de caer. Busca, como era tradicional en “Superman”, una cabina telefónica, pero se da cuenta de que las que hay no tienen puerta ¡estas cabinas modernas! y utiliza entonces la puerta giratoria de un edificio, que hace girar a toda velocidad mientras se cambia la ropa sin ser visto. Y allí en la calle, aparece “Superman” por primera vez. Entonces Lois cae, pero en mitad de su descenso, llega el superhéroe que la recoge como si fuera un bebe, y no sólo eso, sino que con la otra mano agarra bien el helicóptero, que también se había soltado y amenazaba con aplastar a la multitud de la calle.

¡Dios!, se me pone la carne de gallina.








...por Marc Monje ...por Marc Monje


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




8 comentarios en Superman

  1. “Superman” es una gran superproducción de los 70 con sus fantásticos efectos especiales (de aquel momento) y su banda sonora, ¿quién no conoce la banda sonora de “Superman”?

  2. La adaptación del superhéroe fue magistralmente llevada al cine. “Superman” es una película que todo el mundo aficionado al mundo del comic debería ver.

  3. Para mi “Superman” marco un antes y un después en las adaptaciones de superhéroes. Ahora que están tan de moda este tipo de adaptaciones vale la pena echarle un vistazo.

  4. Los títulos de entrada con la música de John Williams es genial, la banda sonora de “Superman” es imprescindible.

  5. A mi me encanta la escena romántica de Superman y Lois volando. ¡Es genial “Superman”!.

  6. “Superman” es una película que a mi me marco un antes y un después en mi vida.

  7. Reeve es la estrella de “Superman”. Superman no seria lo mismo sin Christopher Reeve.

  8. Lo único indigno de las películas de Superman es esa vieja que una computadora gigante la transforma en robot, ¿que es ese look? es peor que el look del vocalista de The Cure, que escena más deforme y fea… lo demás es excelente.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::