buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:33 min. rellotge



The Rocky Horror Picture Show

El coche de Brad Majors y su prometida Janet Weiss sufre una avería, lo que les obliga a deambular para pedir ayuda, en una noche de tormenta y en (¡solamente!) un bosque que les circunda. 

Ven una luz y allí se dirigen: un castillo un tanto lúgubre –por fuera- en el que se está celebrando la convención anual de Agentes Secretos de la galaxia de Transilvania. Les atiende Riff Raff (Richard O’Brien), un (indispensable) mayordomo con joroba, Magenta (Patricia Quinn), su hermana y Columbia (Little Nell), exbailarina de claqué y antigua amante del dueño del castillo, el Dr. Frank N. Furter (Tim Curry), al que conocerán tan pronto sean conducidos a su laboratorio.

En él se encuentran a un científico transexual que presenta su último experimento: un hombre con tan sólo medio cerebro pero mucho sex-appeal, Rocky Horror (Peter Hinwood), cuya única finalidad será satisfacer los deseos (sexuales) de su creador. A lo largo de la noche los decorosos Brad y Janet vivirán, atónitos –sólo en un principio- y por separado (!), el despertar de sus respectivas lívidos. Pero una visita inesperada desenmascara al Dr. Frank Furter y a sus compañeros de galaxia y orgía. Tras un intento desesperado e inútil (un espectáculo musical drag acuático) de inutilizar a los insurrectos, Riff Raff y Magenta se hacen con el control de la misión por resultarles el estilo de vida su maestro en extremo licencioso –¡incluso a ellos!-. Tras salvar el honor de la galaxia de Transilvania (acabando con la vida de Frank y Rocky), regresan en el castillo-nave al planeta Transexual, jurando que volverán a bailar el Time Warp de nuevo. ¿Los humanos?: abandonados en la niebla… ¿Que qué es esto?: la línea argumental de la película The Rocky Horror Picture Show…

La obra teatral surge en la mente del polifacético Richard O’Brien, actor, cantante, compositor, guionista y adepto a la serie B, a principios de los setenta. El productor Michael White escucha una grabación de la voz de O’Brien cantando Science Fiction y decide apoyar el proyecto. Se suman otros productores y –hasta- algunos hospitales británicos, que donan batas, guantes, máscaras médicas e instrumentos quirúrgicos.

La iniciativa, titulada definitivamente como The Rocky Horror Show, es presentada –después de haber sido calurosamente acogida en las premières- de forma experimental el 19 de junio de 1973 en la buhardilla del Royal Court Theater, en Londres, con un aforo de setenta butacas. Y es considerado el mejor musical del año por The London Evening Standard y por la revista Plays and Players. Su última representación, prevista para el 7 de julio y a la que tenía programado asistir Mick Jagger, no pudo efectuarse porque el actor que representaba a Rocky había sufrido una irritación en el prepucio a causa de un exceso de purpurina, imprescindible en el atrezzo.

A pesar de todo, el productor discográfico Jonathan King, imbuido por las críticas aparecidas en el Daily Mirror, decide aportar el 20% de los gastos de la obra ¡y producir el LP!, que fue grabado en veinticuatro horas por un reparto absorto por la sorpresa. Ruta por los teatros londinenses y llega a los Estados Unidos: se estrena en el Roxy, de Los Ángeles. (Por cierto, entre los candidatos al casting se encontraban John Travolta y Richard Gere. En Madrid, Mayra Gómez Kemp consiguió los papeles de Magenta y Acomodadora.) Pero, un año después, no se repite el éxito en Broadway y pronto se elimina del cartel. Mientras, en España, altibajos de crítica, taquilla e incluso problemas con los propietarios del copyright. Será en los 90 cuando cuente conel apoyo explícito de algunos “reconocidos” como Gurruchaga o Alaska.

El hecho de mantenerse durante nueve meses en la cartelera teatral californiana, tuvo el peso suficiente como para que la Twentieth Century Fox creyese en ella hasta el punto de llevarla al cine. El reparto inicial se mantuvo: Richard O’Brien como Riff Raff, Patricia Quinn como Magenta, Little Nell como Columbia y Tim Curry como el Dr. Frank Furter. Aunque, en principio, se había pensado en el propio Bowie para completar el reparto, el exiguo presupuesto provocó que se recurriese a actores desconocidos: Susan Sarandon (Janet) y Barry Bostwick (Brad). De los seis meses de rodaje (en el que se incluyen las tiritas para ocultar las maltratadas venas de Tim Curry y con unas condiciones causantes de la pulmonía de Susan Sarandon, ¡que prosiguió grabando semi-desnuda y con fiebre!) a la post-producción y al fracaso. La asistencia del público a las proyecciones era escasa, pero existía un sector incondicionalmente entusiasta. Los distribuidores aterrados de las majors y la Fox analizan estrategias para “salvarla” (se): The Rocky Horror Picture Show se inmiscuye y triunfa en el circuito de las midnight movies, así que se reestrena en Nueva York (el 1 de abril -del 76-, día de los Santos Inocentes en USA). Entre las técnicas de los exhibidores para atraer al público y el “boca a boca”, el número de espectadores (/participantes) se incrementa: se produce un peculiar efecto adictivo (¿por la interacción?). Patricia Quinn esgrime que se debe a sus componentes básicos: sexo, droga y rock’n’roll.

A estas alturas, el RHPS ha recaudado más de ciento cincuenta millones de dólares… Por curiosidad: en aquel momento no existían los contratos de vídeo, con lo que los actores no se han beneficiado. Lo han hecho, exclusivamente, Richard O’Brien y la Fox. Además, la obra teatral se representa casi permanentemente…

El culto mostrado consiste en “transformarse” en algunos de los personajes durante los transilversarios (aniversario de quien ha visto la proyección un número determinado de veces) y las convenciones transilvanas, en corear réplicas a los diálogos del filme, en bailar el Time Warp, en utilizar o lanzar algunos utensilios vinculados a algunas secuencias, etc.

Tim Curry ha reconocido sus pesadillas con el lascivo Dr. Furter, aunque su opinión al respecto se ha suavizado con el tiempo… Susan Sarandon, que se negó a interpretar algunas escenas eróticas previstas en el guión, aceptó gustosa intervenir como invitada en Barrio Sésamo parodiando la llegada de Janet al castillo (en esta ocasión es el Conde Draco el que abre la puerta). Por otro lado, Little Nell probó suerte como solista: el tema Do the swim fue utilizado por Almodóvar en los títulos de crédito de Pepi, Lucy, Bom y Otras Chicas del Montón. Y Richard O’Brien, al parecer, prepara una segunda parte. Tal vez necesitemos, de nuevo, a bit of Shock Treatment…








...por Rebeca Baceiredo ...por Rebeca Baceiredo


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




10 comentarios en The Rocky Horror Picture Show

  1. “The Rocky Horror Picture Show” es una película que aunque fue estrenada hace más de 30 años continua estando a la ultima entre los jóvenes de hoy.

  2. “The Rocky Horror Picture Show” es un musical lleno de ironía, libertad, brutalidad, poesía, diversión y extravagancia… una obra maestra.

  3. Es una película inmortal.

    ¡Viva “The Rocky Horror Picture Show”!

  4. La estética glam que tiene “The Rocky Horror Picture Show” es fabulosa, tiene una fotografía muy cuidada y las interpretaciones son muy buenas.

  5. “The Rocky Horror Picture Show” es una locura de película, Susan Sarandon, Tim Curry y Barry Bostwick están fantásticos.

  6. No tiene ni un momento de desperdicio “The Rocky Horror Picture Show” es una fantástica combinación de terror y comedia.

  7. Un gran película que recomendaría a todo el mundo: The Rocky Horror Picture Show.

  8. Un buen film que todos deberíamos ver.

  9. The Rocky Horror Picture Show es todo un clásico, la recomiendo.

  10. Sí señor, muy bien escrito “The Rocky Horror Picture Show” es una gran película, muy curiosa que la gente debería ver algún día.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::